Jornadas gastronómicas y fin de semana “cocinero”

Todos los años acompañamos la carta del restaurante con distintas jornadas gastronómicas.
Buscamos productos de temporada o productos no tan conocidos para poder elaborar un menú degustación para aquellos a los que les gusta “probar”.
Podéis encontrar todos los menús actualizados en el Blog  y para cualquier consulta, llamarnos por Teléfono 948 45 07 08.

 

Este año nos atrevemos con:

 

 

La raza de cerdo vasco o euskal txerri se distingue por su piel blanca y negra a manchas y por su sabor “más de caserío”. Combinamos el menú con verduras para que resulte equilibrado y no esconda el sabor de la carne. Como producto diferente cocinaremos “el costillar confitado de euskal txerri”: una carne que se cuece durante muchas horas a fuego muy lento, se deja enfriar. Cuando lo pide el comensal, lo calentamos en horno y posterior lo terminamos con una “vuelta y vuelta” en sartén de hierro.

 

 

Desde mediados de marzo (19 de Marzo día del padre) asamos en el horno, los sábados y los domingos cordero lechal. Gusta a casi todos y por eso es muy apropiado para grupos.

Os proponemos para hacer hambre, que antes de comer, os deis un paseo por Gaztelu (www.donamaria.com). Tiene unas vistas magníficas si camináis por detrás de la iglesia y llegáis en menos de 1 km a la ermita de Santa Leocadia… y mientras, Imanol irá preparando el cordero a fuego lento en el horno.

Animamos a degustar algún entrante y dejar hueco para el cordero, la ensalada y las patatas al horno.

 

 

Dos fines de semana al año elaboraremos auténtica cocina mexicana elaborada por Lourdes Montoya.
El auténtico guacamole, quesadillas, tacos… y salsas más o menos picantes para el gusto de cada uno.

Para nosotros es una verdadera fiesta volvernos mexicanos por un fin de semana y que DONAMARIAKO BENTA se convierta en cantina… quizás mariachi incluido.

En este caso, es muy importante reservar con una semana de antelación y si consigues un grupo de amigos es muy divertido… un poco de sal, limón y tequila… y ¡a cantar rancheras!

* También regalaremos recetas para que te animes a cocinar en casa como un auténtico “Cuate”.

 

 

Es la madre naturaleza la que nos ofrece los hongos teniendo en cuenta: la lluvia, el sol, las carasterísticas del suelo… y nosotros, los que los recolectamos y cocinamos para ofreceros este manjar en nuestro restaurante.

La jornada gastrónomica la realizamos en octubre, cuando el verano nos va diciendo adiós y los colores de los árboles nos recuerdan que se acerca el otoño. (Esta zona es espectacular con el parque natural de Bertiz y los embalses de Leurza ). Pasar un fin de semana en el hostal con la oferta Balneario y disfrutar de todo el conjunto es un regalo. El menú que elabora Haizea está pensado para degustar diferentes maneras de cocinar el hongo, sin alejarse de su sabor y textura originales. A mediados de septiembre ya tenemos pensado el menú en función de lo que la naturaleza nos da, así que llámanos y te lo enviaremos.

Si antes de venir a comer queréis recolectar hongos, os informo sobre el parque micológico de la Ulzama:

Parque micológico Ultzama (Navarra)

Información y venta de permisos

Casa Kuartelenea (al borde de la N-121, en Lizaso) y establecimientos turísticos de Ultzama. Tel: 948 305 300.

En 2007 Ultzama se convirtió en un gigantesco parque micológico de 50 kilómetros cuadrados en un valle dominado por los robledales y los hayedos. Aquí el roble comparte las llanuras con los prados y el haya reina sin rival en las laderas. A cambio de 5 euros al día o 50 al año, puedes introducirte en el bosque y recoger hasta 8 kilos de setas. Está prohibido que más de dos personas avancen en paralelo, con el fin de evitar que los grupos sólo dejen para los demás las huellas de su paso, así como recolectar ejemplares de menos de cuatro centímetros de diámetro. ése es el acuerdo.

El pago de la cuota te ofrece, además, una serie de servicios necesarios y, en algunos casos, imprescindibles. El valle pone a tu disposición aparcamientos, señales y un folleto con las características del parque micológico. Pero, sobre todo, a un micólogo que te informa de lo que llevas en la cesta.

Una exposición situada en la oficina donde se tramitan los permisos (en el pueblo de Lizaso) te ayuda a distinguir las piezas comestibles: el hongo negro sólo es el rey de una larga corte de setas, que en Ultzama la forman hasta 75 especies. Un ejemplo: el rebozuelo, tan rico, guarda por ejemplo una extraña semejanza con la seta del olivo, muy, pero que muy venenosa.

En paz con la naturaleza

Esta forma de regular una afición que empezaba a causar daños en el bien cuidado bosque de Ultzama, ha impulsado también el concepto de turismo micológico . Un valle idílico en el que también se puede jugar a golf o montar a caballo –por cierto, aquí se crían los mejores puras sangre de carreras en la Yeguada de Ultzama-.

Ultzama te permite aprender todo sobre una tradición, la de recoger setas, tan antigua como el propio ser humano. Está a tu alcance disfrutar del sabor terroso de los hongos, tan cercano a nuestros propios orígenes, pero, sobre todo, de disfrutar de un buen día de ocio en paz con la naturaleza.

 

Noviembre sigue siendo un mes fantástico para pasear por los Embalses de Leurtza, pisando las hojas secas, recogiendo castañas y embriagándonos de colores… lo normal es que tengamos días de viento sur para avisar a las palomas del recorrido que tienen que seguir península a dentro…

Esta jornada es la que más número de horas nos exige a la hora de prepararla. Se limpia, despluma y corta con paciencia, se cocina con esmero a fuego lento y las salsas llevan una concienzuda intuición de especias, licores, chocolates… que más tarde tendrán su recompensa en las frases del comensal.

La paloma en salsa tradicional con toque de chocolate, la perdiz guisada en vino chardonnay, solomillo de ciervo con salsa de Oporto… son algunos de los platos que ofrecemos. Cada año nos atrevemos con recetas nuevas, por ello, te anímanos a ver en el blog unos días antes cual será el menú degustación de esa temporada.

 

 

Esta oferta esta pensada para grupos de 10 personas que quieran combinar un fin de semana aprendiendo a cocinar, disfrutar de la naturaleza y de charlas nocturnas en compañía de buenos amigos. Nosotros ofrecemos un curso de 3 o 6 horas con un menú elaborado por nosotros teniendo en cuenta el interés del grupo: monográfico caza, postres, verduras, mexicano…

El fin de semana cuesta 250 € por pareja :

– 2 noches en habitación doble.
– Desayunos.
– Cena degustación elaborada por nuestros estudiantes.
– 2 bonos SPA para el balneario.

 

Más información

contactar con nosotros en el teléfono 948 45 07 08